Cómo Reducir la Grasa del Abdominal

Los abdominales son uno de los grupos musculares más difíciles de trabajar, y es una de las partes del cuerpo donde más se nota la acumulación de grasa. Tener unos abdominales marcados no es una tarea fácil ni mucho menos, sin embargo con una buena rutina de ejercicios y una alimentación adecuada tendremos la clave para reducir la grasa del abdomen.

Algunas consideraciones previas

Para reducir la grasa del abdomen no es necesario realizar series interminables de abdominales al estilo Rocky Balboa, pero si hay que ser consistente, realizar cada ejercicio rutinariamente, con las posturas adecuadas y concentrando sobre la zona que se está trabajando.

El ejercicio abdominal debe ser complementado con una dieta saludable, bajar la cantidad de grasas que consumimos en las comidas. Una buena práctica es al hacer carnes desechar toda la grasa visible de nuestra porción. Incorporar pescado y pollo a nuestra dieta, así como una buena cantidad de vegetales verdes.

Cómo reducir la grasa del abdomen

Tonificar y reducir grasa del abdomen con ejercicios

Los siguientes ejercicios trabajan la zona abdominal, es recomendable hacer series de no más de 25 repeticiones y cada vez que contraemos el músculo mantener la posición unos segundos para concentrar el esfuerzo y lograr mejores resultados.

Abdominales básicos

Vamos al suelo, espalda y cabeza totalmente apoyados en el piso, las piernas flexionadas con la planta de los pies sobre la superficie. Nos tomamos las manos detrás de la cabeza y comenzamos a levantar el torso evitando despegar el mentón de nuestro pecho, de esta forma evitaremos doblar la espalda y con esto los dolores que pueden acarrear estos ejercicios en la zona alta de las cervicales y el cuello.

Abdominales oblicuos

Volvemos a la posición inicial, esta vez dejamos solo una mano detrás de la cabeza y la otra la estiramos completamente, levantamos la rodilla del lado que tenemos el brazo estirado y nos levantamos suavemente hasta tocar con el codo la rodilla levantada. Terminadas las repeticiones de un lado cambiamos al otro repitiendo la misma acción.

Elevaciones de piernas

Nos recostamos nuevamente completamente estirados boca arriba, las manos a ambos lados del cuerpo. Sin levantar la espalda ni la cabeza vamos a elevar las piernas desde los pies hasta que nuestro cuerpo forme un ángulo de 90 grados y volvemos a bajar sin tocar el piso con los talones.

En este ejercicio hay un par de detalles a tener en cuenta. En primer lugar el movimiento debe ser controlado en toda su trayectoria tanto de ascenso como descenso, debemos evitar que las piernas caigan por su propio peso al llegar arriba, de esta forma concentramos el trabajo durante todo el recorrido del ejercicio. En segundo lugar es importante que no dejemos que los talones toque el suelo cuando terminamos cada repetición, de esta forma trabajaremos los abdominales inferiores los cuales estarán en constante contracción.

Estos ejercicios forman una rutina completa de abdominales, no son muy difíciles de hacer, pero puede que al principio cueste un poco lograr terminar la rutina, lo importante es tener en cuenta que es mejor no terminar una serie pero hacer los ejercicios correctamente, haciendo que cada abdominal valga el esfuerzo.

Además es importante que al finalizar cada una de las series nos recostemos boca abajo y con las manos a la altura de los hombros sin despegar la cintura del piso elevamos el torso y mantenemos durante 10 segundos la posición. De esta forma estiraremos los abdominales correctamente y no tendremos que soportar los dolores de las agujetas al día siguiente.

Con estos ejercicios más los consejos que te dimos al principio podrás reducir la grasa del abdomen y en unos pocos meses notarás los cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *