Desayunos Saludables para Empezar el Día

Es un conocimiento universal que el desayuno es la comida más importante del día, esto se debe a varias razones, es la primer comida del día y nos dará la energía necesaria para encarar una jornada llena de actividades, evita que comamos fuera de los horarios correspondientes y de esta forma controlamos las calorías que ingerimos permitiéndonos bajar de peso y por último porque activa nuestro metabolismo lo que nos permite mantener un peso saludable.

Más allá de estas razones el desayuno también es importante para nuestro cerebro, nos permitirá estar alerta, despiertos, enérgicos y mentalmente agudos.

Desayunos sanos para comenzar el día

Qué debe tener un desayuno sano

Un desayuno sano y equilibrado no debe consistir en un tazón de cereales, debe ser una comida completa, aún si estamos tratando de bajar de peso el desayuno debe ser completo, rico en proteínas y granos. Aportando así energía y fibra a nuestro cuerpo suficientes para todo el día.

Algunos ejemplos de desayunos sanos

Las siguientes comidas deberían ser incluidas en cualquier desayuno, las opciones que te daremos a continuación son ricas en proteínas y granos y es aconsejable que a lo largo de la semana incluyas todos estos alimentos en la primer comida del día.

Avena

La avena es uno de los alimentos más nutritivos que podemos consumir por la mañana, además de ser rica con leche tiene una función muy importante que es aportar los niveles de glucosa adecuados y controlar que el azúcar en sangre de absorba lentamente para que no tengamos un bajón unas horas después de desayunar.

Una buena forma de consumir avena es prepararla con leche y agregarle algunos frutos rojos frescos, en caso de no tenerlos también pueden incluirse bananas y manzanas rojas. Acompañar este desayuno con un vaso de jugo de naranja.

Huevos

Utilizados para desayunar en gran parte del mundo, los huevos nos aportan energía y proteínas, esto es fundamental ya que la proteína demora más tiempo en ser absorbida por el organismo por lo cual la sensación de saciedad nos durará hasta el desayuno.

Además los huevos contienen altas dosis de vitaminas y minerales imprescindibles para esos largos días de trabajo o estudio.

Una buena forma de consumirlo es un huevo a la plancha o revuelto con una tostada de pan y una rebanada de queso.

Yogurt con frutas

Una buena forma de empezar el día es un vaso de yogurt con frutas cortadas en cubos pequeños, las frutas pueden ser las que sean de tu agrado, y si son frutos rojos mejor aún. La combinación de Yogurt con frutas nos aportará energía, calcio, vitaminas y minerales, todo en una sola comida.

Zumos

Una forma rápida de tener un desayuno rico y saludable es tomar un vaso de zumo de frutas. Lo ideal es que sea hecho con leche.

El licuado de banana es uno de los más simples y ricos que podemos preparar, tan solo tendremos que introducir en la batidora un plátano cortado en rodajas, leche y algún edulcorante natural como la estevia, también es bueno agregar algunas almendras nueces o cualquier fruto seco.

Tostadas

El pan es muy importante en nuestra dieta, y la mejor forma de incluirlo es durante el desayuno. Prepara unas tostadas con pan integral, sobre ella una feta de queso y una rodaja de tomate con una pizca de aceite de oliva.

Como verán son muchas las opciones de desayunos saludables que podemos encontrar, solo hace falta un poco de imaginación y ganas para tener una comida rica y completa que nos acompañe todo el día.

Además es bueno cambiar ciertos hábitos como por ejemplo evitar el café y cambiarlo por un vaso de zumo de naranja o un té.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *